La firma Esgir, especializada en cereales y snacks aptos para celíacos, está triunfando con sus Crunchy Crumbs, un rebozado crujiente, de alta calidad y sin gluten, que se presenta ahora en un envase de 200 gramos más atractivo y más acorde con la calidad del  producto.

Bolsa de 200 g de Crunchy Crumbs
Bolsa de 200 g de Crunchy Crumbs

Los Crunchy Crumbs permiten obtener rebozados extremadamente crujientes y sabrosos, de alta calidad. Son, además, rebozados aptos para todos: sin gluten, sin leche, sin huevo, sin frutos secos ni trazas, y con un resultado menos aceitoso que el tradicional pan rallado.
«El que lo prueba repite fijo; no hay no hay nada en el mercado con el que se consiga un rebozado de esta calidad», aseguran los responsables de esta empresa valenciana.
Perfecto tanto para personas celíacas como las que no lo son, es un producto diferente que le da a sus platos un acabado sabroso y crujiente, independientemente de que estén fritos u horneados.
Crunchy Crumbs permite obtener un rebozado excelente en todo todo tipo de alimentos: pescado, carne , queso, verduras, gratinados…
En la web de Esgir hay un apartados de recetas con Crunchy Crumbs con diferentes trucos para obtener platos crujientes que gustarán a niños y mayores. Así, por ejemplo, una berenjena al horno se transformará radicalmente añadiendo, al final de la cocción, una capa de Crunchy Crumbs y queso rallado.
Este producto puede sustituir sin problemas y al  pan rallado (con o sin gluten) en sus diferentes elaboraciones.
Diferentes rebozados elaborados con los Crunchy Crumbs:
Diferentes rebozados elaborados con los Crunchy Crumbs: queso de cabra, calamares, sardinas, berenjena al horno, bacalao, fritura de pescado, filete y langostinos