El inicio del fin de la crisis económica comienza a reflejarse en las celebraciones. En lo que va de año se está produciendo un incremento en la organización de eventos respecto a 2013, con un 4% más de celebraciones, explican desde la firma EV Carpas. Todo ello se traduce en un aumento del alquiler de carpas.

Carpa para ceremonia
Carpa para ceremonia, de EV Carpas

En general, los recortes habían llevado a las empresas españolas a dejar de celebrar sus promociones, lanzamientos de nuevos productos o fiestas para sus empleados. Una tendencia que, sin embargo,  está comenzando a cambiar. Como explica Daniel Alonso, gerente de la empresa madrileña EV Carpas, «con la llegada de la primavera y el verano,estamos viendo un aumento en el alquiler de carpas por parte de las empresas, que vuelven a organizar eventos”.
A este incremento de celebraciones también están contribuyendo los organismos públicos y asociaciones, ahora más proclives a la organización de fiestas y ferias. De ahí que en este 2014 haya previstos más eventos culturales, deportivos, musicales y teatrales.
El aumento de alquiler de carpas también se ha visto impulsado por las bodas, un sector que mueve anualmente 197 millones de euros. El gerente de EV Carpas explica que “desde que el canal francés de Meteo pronosticase para este año Europa Occidental se quedará sin verano, la incertidumbre ha crecido entre las parejas que han decidido darse el ‘sí, quiero’ al aire libre. Ante el riesgo de llovizna o una caída en las temperaturas al anochecer, los contrayentes se decantan por poner carpas que hagan frente a este tipo de imprevistos meteorológicos”.
El aumento de celebraciones está siendo paulatino, pero los profesionales del sector esperan que se de «de forma segura y creciente» durante toda le época estival.