La presentación de la oferta turística de la Costa Brava y Girona en el País Vasco ha tenido, cómo no, a la gastronomía como protagonista. Todo gracias al espectacular menú elaborado a cuatro manos entre dos chefs poseedores de una estrella Michelin: el cocinero gerundense Albert Sastregener y el bilbaíno Fernando Canales, que cocinaron al alimón con sus respectivos equipos en el restaurante Etxanobe de Bilbao.

Albert Sastregener y Fernando Canales cocinaron mano a mano un espectacular menú en  la presentación de la Costa Brava en Bilbao
Albert Sastregener y Fernando Canales cocinaron mano a mano un espectacular menú en la presentación de la Costa Brava en Bilbao. Foto de M.A. Muñoz

Este establecimiento bilbaíno fue el escenario de la presentación de los principales atractivos de la oferta turística de la Costa Brava y Girona, basados en la riqueza cultural, paisajística y gastronómica de destino catalán. Una ocasión perfecta para ver en acción a dos chefs de la talla de Albert Sastregener, del restaurante Bo.Tic de Corçà (Girona),  y Fernando Canales, uno de los chefs Millesime de este año, al frente del restaurante anfitrión.
Juntos elaboraron un menú degustación vasco y catalán al 50%, a base de pequeñas exquisiteces que reflejaban la sensibilidad y la técnica depurada de ambos equipos, además de paisajes, aromas y texturas de cada terruño.
Así, los snacks que preparó Bo.Tic no pudieron ser más mediterráneos: una delicada recreación del vermut con falsa aceituna que explotaba en la boca, pleno de sabor; una interpretación de las setas de boletus, homenaje al bosque; pan con tomate y fuet en forma de bocadito; tomillo limonero con queso de cabra; el tradicional pastelito xuxo pero en su versión salada, con trufa; un pequeño lingote de kikos con foie…
Aperitivos mediterráneos de Bo.Tic
Aperitivos mediterráneos de Bo.Tic

 
El equipo de Etxanobe, por su parte, dio a sus snacks un toque inequívocamente vasco con su empanadilla de riletes; los micropimientos rellenos de txangurro (cada pimiento pesa 1 gramo), y la delicadísima ensaladilla de gamas y gel de lemongrass.
Micropimientos y ensaladilla de gambas, de Etxanobe
Micropimientos y ensaladilla de gambas, de Etxanobe

 
Ya en los platos principales, los cocineros del Bo.Tic presentaron una sardina con escalibada y queso Idiazabal, en un homenaje a la tierra anfitriona. Un mar y tierra muy veraniego, refrescante y pleno de sabor. Le siguió un bellísimo y sutil bacalao a las dos versiones catalanas, «esqueixat i empedrat», que mostró la maestría del chef:
Arriba, la sardina con escalibada y la "red de pescar" de queso. Abajo, la delicada versión del bacalao "esqueixat i empedrat"
Arriba, la sardina con escalibada y la «red de pescar» de queso. Abajo, la delicada versión del bacalao «esqueixat i empedrat», ambos de Bo.Tic

Etxanobe, por su parte, no se quedó atrás con dos platos imprescindibles de la casa: la espectacular merluza con jugo de mejillones y azafrán, un  prodigio de sabor en el que sorprendentemente el jugo potencia el sabor del pescado, y la sabrosa costilla de Eurkal Txerri (cerdo autóctono del País Vasco), cocinada a baja temperatura.
Los platos de Etxanobe
Los platos de Etxanobe: la merluza con jugo de mejillón y azafrán, que cautivó al público, y la sabrosa costilla deshuesada de Euskal Txerri

El broche de oro de esta espectacular degustación de platos lo pusieron dos postres ligeros, sutiles y refrescantes: Hinojo, fresa y tomate, de Etxanobe, y el Chocolate blanco en forma de pelota de golf, con frambuesa, pistacho y violeta de Bo.Tic.
Los postres del menú
Fotos de la izquierda: arriba, el delicioso Hinojo, fresa y tomate de Etxanobe. Abajo, la caja de botones o sorpresas dulces que se sirve con el café en este restaurante bilbaíno. A la derecha, la belleza de la pelota de chocolate blanco con frambuesa, pistacho y violeta, del Bo.Tic

La Costa Brava en Bilbao, Pamplona y Zaragoza
El vicepresidente de la Diputación de Girona y del Patronato de Turismo Costa Brava Girona, Miquel Calm, destacó en la presentación la importancia que tiene el público vasco para un destino turístico como la Costa Brava y el Pirineu de Girona.
“El País Vasco constituye uno de los principales mercados emisores para el turismo en Catalunya, y nuestro territorio no es una excepción. El viajero vasco encuentra en las comarcas gironinas todo aquello que forma parte de sus preferencias a la hora de disfrutar de sus vacaciones, como la buena gastronomía y la riqueza natural. Y nuestra intención con este tipo de acciones es fidelizarlo y cuidarlo aún más”, explicó.
Esta presentación forma parte de la gira de promoción exterior que el Patronato de Turismo Costa Brava Girona está llevando a cabo, antes de iniciar la temporada de verano, en las ciudades de Bilbao, Pamplona y Zaragoza, para captar público procedente del norte de la Península y promover la línea de AVE entre Zaragoza, Girona y Figueres.