Bajo el sugerente nombre de Los Vinos del Paseante nace una colección de caldos destinados exclusivamente a hostelería y que se caracterizan por su personalidad, singularidad y tipicidad de cada zona: una tendencia en auge cada vez más valorada por los consumidores.

Los nombres de los cinco caldos que inician la colección de Los Vinos del Paseante (La Gresca, La Pelea, El Pispa, La Escucha y La Charla) ya revelan que se trata de vinos especiales, con un carácter auténtico, y dirigidos a los apasionados que buscan la calidad y la identidad del terruño.

Los Vinos del Paseante: un cava, tres tintos y un blanco
Los Vinos del Paseante: un cava, tres tintos y un blanco

Para crear esta colección se han recorrido las viñas de España escogiendo vinos de denominaciones de origen diferentes, cada uno con su personalidad propia. Así, estos vinos inéditos (un cava, tres tintos y un blanco) expresan fielmente los vectores geográficos y vitivinícolas de sus respectivos orígenes.
El cava La Gresca ofrece una vibrante expresión fruto de su elaboración con las variedades tradicionales, Macabeo, Xarel.lo y Parellada y una crianza de doce meses. Se realiza mediante el método tradicional de segunda fermentación en botella por lo que ofrece “un perfil fresco y de gran riqueza aromática”.
El tinto La Pelea (D.O.Ca. Rioja), con personalidad propia, destaca por su intensidad y concentración. 100% Tempranillo, en este vino la fruta roja, que inunda el paladar, y el frescor son su premisa.
El tinto El Pispa (D.O. Montsant) resulta vivo y sabroso, gracias a la Garnacha. Ofrece un perfecto equilibrio de fruta madura, toques minerales y notas de torrefacción.
La Escucha, tinto de la D.O. Bierzo, es intenso, fresco y sedoso, fruto de una viticultura íntima y esmerada. Tras una elaboración que persigue potenciar el extraordinario aroma de la uva Mencía el vino envejece unos meses en barrica de roble francés y americano para ganar en complejidad y redondear su expresión en boca.
Finalmente, en el blanco La Charla (D.O. Rueda), la variedad Verdejo ofrece máxima expresión aromática, con una boca fresca e intensa.
Una colección que refleja muy bien el rumbo que están tomando los vinos no sólo en nuestro país, reivindicando la singularidad y potencial del origen, y que suma además requisitos perfectos para la hostelería actual: nombres sonoros y llamativos; una imagen potente, muy cuidada y que destaca en estanterías y barras, y una óptima relación calidad/precio: su PVP oscila entre 7 y 9 €.
Distribuida por Codorníu Raventós Bodegas y Viñedos, es muy posible que la colección de Los Vinos del Paseante explore nuevos territorios y se amplíe. Se pueden encontrar exclusivamente en el canal horeca y tiendas de vino, o adquirir on-line haciendo click aquí.