/p>>He aquí un nuevo instrumento de enorme utilidad para los clientes de los restaurantes… y por partida doble. Por una parte es un práctico perchero bajo que permite al comensal colgar sus pertenencias y mantenerlas a su lado en todo momento. Por otro, es un cargador de cualquier dispositivo móvil: hoy en día, toda una necesidad.

Perchero-cargador en la mesa del restaurante
Junto a la mesa del restaurante, este perchero-cargador permite controlar las pertenencias y cargar los dispositivos móviles

La genial idea de perchero + cargador ha sido desarrollada por la firma Utendi, que comercializa estos percheros bajos que en su interior llevan una batería que permite cargar móviles, tabletas, ordenadores, cámaras… casi cualquier dispositivo móvil.
Están pensados para ser situados principalmente junto a las mesas de restaurantes, entre otros emplazamientos, de forma que los comensales puedan colgar sus pertencias sin necesidad de dejarlas en el guardarropa, suelo u otro asiento. Al mismo tiempo les permite cargar sus dispositivos mientras disfrutan de su comida, sin tener que separarse de ellos.
Móvil conectado al cargador en el restaurante
Los cargadores tienen capacidad para cargar dos móviles completos de 0% al 100%

Detrás de Utendi están unos emprendedores que han visto triunfar en México la idea de un perchero bajo junto a la mesa. «Empezaron a aparecer hace unos años y en poco tiempo han pasado a ser algo imprescible para los clientes de cualquier restaurante», explica Nuria Juaranz, socia promotora. «Para introducirlo en el mercado español nos pareció que una buena forma mejorarlo incorporándole el cargador, pues allí no lo tienen. En muchas ocasiones nos encontramos situaciones en las que se acababa la batería y no hay forma de cargarla hasta llegar nuestro destino».
El perchero ideado por Utendi permite que los camareros tengan más libertad de movimiento (al no tener las cosas colgadas de los respaldos de las sillas o en el suelo), haciendo su trabajo más fácil y eficiente.
Dos cables
Los percheros-cargadores llevan dos cables. Uno con entrada micro USB, para conectar al perchero, y con salida USB a un adaptador de enchufe a la pared. Con este cable se carga la batería; una vez cargada se enciende una luz azul, se desconecta de la red y no es necesario mantenerlo enchufado, ni lleva cables que puedan molestar.
El otro cable está pensado por si el cliente no lleva su cable, para que el establecimiento le pueda ofrecer uno. En un extremo tiene una entrada USB que se conecta al cargador del perchero y una salida con tres clavijas: una micro, una Lightning (Iphone 5, Ipad Air) y una de 30 clavijas (Iphone 3, 4, Ipad 2), «por lo que prácticamente todos los modelos que hay hoy en día en el mercado se podrían cargar con ellos», afirma Nuria Juaranz.
Los cargadores tienen capacidad para cargar dos móviles completos de 0% al 100%, por lo que permiten sin problemas que un cliente, durante una comida, cena o simplemente un café, recargue su batería lo suficiente como para llegar luego a su destino.
Actualmente Utendi ofrece cuatro modelos de percheros: dos en acero inoxidable (que armonizan con entornos vanguardistas) y dos en hierro forjado (perfectos para entornos tradicionales y con decoraciones de tipo rústico) todos con medida estándar de 104 cm de alto. En los de hierro forjado se pueden personalizar los colores.
Los percheros, en dos acabados, en distintos ambientes
Los percheros se realizan en dos acabados, en hierro y en acero inoxidable, para adaptarse a cualquier decoración

En definitiva, un práctico elemento de especial utilidad para el cliente en cualquier establecimiento hostelero, además de restaurantes: bares, hoteles, terrazas, caterings, discotecas, etc.
Más info y contacto aquí.