/p>>QR Gourmet permite conocer lo que opinan los clientes de un restaurante en tiempo real. Además de obtener las valoraciones, da un valor añadido al comensal (por ejemplo, la receta de cómo se ha elaborado un plato) y proporciona al hostelero una visión clara de qué es lo que opinan sus clientes, con informes y datos numéricos.

Escaneando un código QR, los comensales podrán valorar cualquier producto o servicio que se ofrezca en el restaurante. Sugerencias, comentarios, opiniones… los clientes hacen de consultores para la empresa, y todos los resultados son totalmente privados.
La herramienta es muy intuitiva. QR Gourmet utiliza el código QR o código Bidi para almacenar la información que el establecimiento quieras compartir. Este código puede imprimirse en una tarjeta, en la carta de un menú, una cristalera o en cualquier otro lugar del negocio.
El cliente, a través de su smartphone, escanea el código QR y de inmediato verá la información del establecimiento o del plato junto a una breve encuesta de satisfacción. También es posible responder a la encuesta a través de una URL que se genera al mismo tiempo que el código BIDI.

Las valoraciones y opiniones aparecen con gráficos en un panel de control privado, que sólo puede ver el hostelero
Las valoraciones y opiniones aparecen con gráficos en un panel de control privado, que sólo puede ver el hostelero

Todos los resultados y comentarios de los clientes aparecerán en un panel de control, desde donde se puede obtener una visión clara de qué es lo que opinan sus clientes, con informes y datos numéricos. Esta información es tremendamente útil y ayudará al hostelero a mejorar como empresa, adaptandose a las exigencias de los consumidores. Y todo es privado. El propietario será la única persona que lo verá.
Tanto el cliente como la empresa se benefician con el empleo de QR Gourmet. El restaurante, por un lado, optiene la opinión de los consumidores. Los clientes, por otro, pueden lograr datos relevantes sobre un plato en concreto (por ejemplo, viendo un vídeo de cómo se elabora), lo que hace que la experiencia gastronómica sea mucho más innovadora y gratificante.
Así, si el código QR está impreso en la carta de un restaurante asociado a un plato en concreto, el cliente, al escanear el código con su smartphone, conocerá los ingredientes, podrá ver imágenes, el valor nutricional, un microvídeo explicativo del proceso de elaboración del plato y además podrá compartir el plato con sus amigos en las redes sociales.
Al escanear el código QR, el comensal obtiene información del plato y una encuesta de satisfacción
Al escanear el código QR, el comensal obtiene información del plato y una encuesta de satisfacción

Las posibilidades son infinitas y el código QR puede asociarse a cualquier producto o servicio del local: un vino, una promoción, un sorteo…