Más cálido y acogedor y con un toque vintage: así es el nuevo concepto de restaurante de Burger King. La cadena de comida rápida se adapta a los nuevos tiempos y lo demuestra en el buque insignia que acaba de abrir en París.


Mesas corridas, colores vibrantes, madera y un aire vintage en el nuevo restaurante Burger King de París
Mesas corridas, colores vibrantes, madera y un aire vintage en el nuevo restaurante Burger King de París

El nuevo restaurante Burger King está situado  en el distrito financiero de La Défense, en el corazón de la capital francesa. Es el establecimiento es el número 4.000 de la región de EMEA (Europa, Oriente Medio y África) y luce un nuevo look cálido y moderno que servirá de inspiración a futuras aperturas de la cadena.
La cadena ha elegido el centro comercial Les 4 Temps para ubicar este restaurante, el noveno de París y llamado a ser un referente global para la nueva generación de establecimientos de la enseña.
Con un espacio de 900 m2 (es uno de los mayores Burger Kings del mundo), tiene una capacidad para 250 comensales en sala y cuenta con tres cocinas y 12 quioscos de autoservicio. Emplea a 150 personas.
Se trata de un local moderno y acogedor que evoca un sentimiento nostálgico hacia la herencia de la marca Burger King. El diseño incluye colores brillantes y atrevidos, combina diferentes texturas (madera, metal y ladrillos) y deja los techos abiertos, con los sistemas de ventilación e iluminación a la vista, al igual que las vigas, un recurso decorativo de plena actualidad;
Comedor del restaurante Burger King de París
Color, moderna calidez y techos abiertos

El restaurante cuenta con un área muy amplia de asientos, que incluye diferentes opciones: un cómodo comedor, mesas comunitarias y cabinas con separadores para mayor privacidad. Y siempre a la última, hay una zona especial para los niños, donde pueden jugar con pantallas digitales.
Los puntos claves de la marca («productos de gran sabor» y «a la parrilla«) también se reflejan a lo largo de todo el local, a través de grabados en relieve de la parrilla en tableros de madera maciza. El lema “A la parrilla desde 1954” está presente en todo el establecimiento, y una pared llena de fotografías hace un repaso por la historia de la marca.
Zona de descanso con el lema "a la parrilla", en la pared. restaurate Burger King de París
Zona de descanso con el lema «a la parrilla», en la pared

«La nueva imagen de restaurantes pretende mejorar la experiencia de los clientes y muestra la herencia de la marca”, explica Axel Schwan, global chief marketing officer de Burger King Corporación.
Tendencia gourmet
Hamburguesa Deluxe de Burger King
Hamburguesa Deluxe

La compañía no sólo lo renueva su imagen, sino que se adapta a las demandas de los consumidores apostando por incorporar nuevas hamburguesas gourmet dentro de su línea Gold Collection. Las primeras han sido las hamburguesas Deluxe y Tendercrisp, de edición limitada, para conquistar a los consumidores más sibaritas.
Nuevos lanzamientos que responden a la intención de la compañía de diversificar su oferta de productos, «alcanzando a un público cada vez más amplio”, explica Elena Mayer, directora de Marketing para la División Sur de Europa de Burger King. “Hamburguesas más elaboradas, hechas con ingredientes seleccionados, entran a formar parte de nuestra oferta premium, una tendencia clara de los consumidores en España”.
El objetivo no es otro que conquistar a una mayor diversidad de público a través de productos premium y gourmet sin dejar atrás la esencia de la marca y buscando nuevos momentos de consumo.
Aperturas al alza
En España las últimas aperturas de Burger King han sido en Cádiz (un nuevo establecimiento San Fernando, gestionado por el franquiciado Megafood); Bilbao (en los bajos del céntrico hotel Ibis, gestionado por el franquiciado Kam Food Service), Costa Adeje, y Arcos de la Frontera (estos últimos también por Megafood).
Actualmente hay en nuestro país más de 600 restaurantes Burger King en los que trabajan unos 11.400 empleados. Se trata además del primer país de Europa en el que se estableció la compañía en 1975, cuando abrió su restaurante en la popular Plaza de los Cubos de Madrid.
Birger King alcanzó unos ingresos de 278,2 millones de dólares en el segundo trimestre del año e incorporó 141 nuevos restaurantes, sobrepasando los 14.500 restaurantes (la inmensa mayoría franquiciados) en todo el mundo.