Europastry lanza su croissant más premium, elaborado bajo el proceso de double pointage, con amasados, reposos y fermentaciones lentos y enfriamientos a baja temperatura. Destaca también por la alta calidad de sus ingredientes, con un 26% de mantequilla.

Profesionalhoreca, croissant premium Sophie, Europastry

Sophie es el nombre del croissant de mantequilla más premium de Europastry, elaborado con ingredientes selectos y un cuidadoso proceso de double pointage. “Este croissant es el resultado de años de trabajo en búsqueda de una fórmula única y diferencial», explica Alberto Alonso, director de I+D de Bollería de Europastry. «Sophie es único, y una apuesta segura que aportará un gran valor añadido a nuestros clientes hosteleros”.

El double pointage

El croissant Sophie es único gracias al proceso de elaboración double pointage siguiendo los parámetros slow – cold – long. Comienza con un amasado, reposo y fermentación lentos para facilitar la unión perfecta de hojaldrado y sabor. Después, para conseguir una estructura y un alveolado únicos, se realiza un enfriamiento controlado a baja temperatura (cold).  Finalmente, las horas de dedicación (long) cierran el ciclo del double pointage para conseguir un croissant excepcional

Ingredientes selectos

A este proceso de elaboración se suma el empleo de ingredientes selectos. Sophie está elaborado con trigos de fuerza para conseguir las mejores harinas y con un 26% de mantequilla fresca. El resultado es un croissant de simetría perfecta y sabor lácteo, equilibrado y cálido, que combina a la perfección con notas de caramelo, y que destaca por su jugosidad y cremosidad únicas.

Hecho para los paladares más exigentes, Sophie tiene un formato de 13 cm, pesa 70 gramos y se comercializa congelado en cajas de 50 unidades en todos los canales: alimentación, tradicional y horeca. Más info vía web.