Gustoko, la feria de producto alimentario y gastronómico del mundo agro, prepara la que será su mayor edición. Del 6 al 8 de marzo de 2020 regresa al Bilbao Exhibition Centre con mayor espacio expositivo para los productos artesanales, productos locales, ecológicos y un mayor compromiso con la alimentación y el consumo slow food.

profesionalhoreca, feria Gustoko 2018

Gustoko, la feria de producto alimentario y gastronómico del mundo agro que organiza Bilbao Exhibition Centre (BEC) cada dos años, vuelve más comprometida si cabe con la alimentación y el consumo slow food, pero también con la producción local, artesanal y ecológica.

La cita, que tendrá lugar del 6 al 8 de marzo, ampliará el espacio expositivo para dar mayor cabida a las Denominaciones de Origen, y seguirá apostando por lo local y artesanal.

El pabellón 1 del BEC se convertirá en un auténtico pueblo con su plaza, su casa de cultura y sus barrios. En cada uno de estos espacios se ubicarán los distintos colectivos presentes en la feria. Así, por primera vez, la producción ecológica tendrá una zona reservada para los alimentos cultivados sin productos químicos y procesados sin aditivos.

La feria verá, además, ampliado su espacio expositivo para dar mayor cabida a productos de todo el Estado con reconocimiento de Denominación de Origen u otros sellos de calidad. Así, en los stands podrán encontrarse productos cárnicos, chacinería, anchoas, txakoli, aceite, quesos

Por primera vez en Gustoko, la producción ecológica tendrá una zona reservada para los alimentos cultivados sin productos químicos y procesados sin aditivos

También el movimiento slow food estará presente en Gustoko, con la participación de productores comprometidos con esta iniciativa que pone en valor la calidad del producto y su procedencia.

Charlas científico-divulgativas

De manera paralela, en Gustoko 2020 habrá charlas y conferencias durante los tres días de feria, se organizarán catas destinadas a los profesionales y se celebrarán varios showcooking a cargo de la Escuela Superior de Hostelería de Bilbao (ESHBI).

Las charlas científico-divulgativas de Gustoko 2020 permitirán conocer al detalle los beneficios o perjuicios de las frituras; entender los etiquetados de los productos; la relación entre una mala alimentación y el cáncer, o las debilidades y las fortalezas de los productos ecológicos. Estas conferencias de breve formato estarán impartidas por catedráticos universitarios especializados en Nutrición, Fisiología o Medicina Preventiva, y se impartirán durante los tres días del encuentro, aunque la sesión inaugural del viernes estará dirigida en exclusiva a los profesionales del sector.

También se celebrará la primera edición de los premios sectoriales, dirigida por la Real Academia de Medicina del País Vasco- Euskal Herriko Medikuntzaren Errege Akademia, que valorará la innovación, la trayectoria profesional y la iniciativa joven, entre otras categorías, en el ámbito de la alimentación y la gastronomía.

Para profesionales y consumidores finales

La feria se dirige tanto a profesionales (tanto del mundo hostelero como de la pequeña y gran distribución) como a un público gourmet y a consumidores finales que buscan una alternativa a la alimentación que les ofrecen los canales habituales: la vuelta a la tradición, la calidad y la cercanía.

En el apartado más profesional, habrá catas, showcookings y sobre todo, una misión inversa, ya que los productores recibirán la visita de centrales de compra, distribuidores y canales especializados; además, dispondrán de un espacio para mantener encuentros privados previamente concertados. Por lo que respecta al público en general, habrá (además de la zona expositiva con productos), un espacio para la artesanía con talleres y charlas; showcookings, pasacalles y programas infantiles orientados hacia la salud alimentaria.

Gustoko es una feria organizada por Bilbao Exhibition Centre que tiene carácter bienal. En la última edición de 2018 contó con la participación de 300 productores llegados de Euskadi, Navarra, Burgos, Cádiz, Asturias, Cantabria o Aquitania, al otro lado de los Pirineos, y recibió a cerca de 16.000 visitantes.