La cancelación del Mobile World Congress (MWC) supone la pérdida de los 500 millones de euros que este macroevento iba a generar en Barcelona. Se calcula que la ciudad perderá 13.000 puestos de trabajo, y el sector turístico es el gran perjudicado.

El brote de coronavirus ha llevado finalmente a la cancelación el Mobile World Congress (MWC), el gran evento del sector de tecnología móvil a nivel mundial, que iba a celebrarse del 24 al 27 de febrero en Barcelona.

Profesionalhoreca, Mobile World Congress

Finalmente, las presiones del propio sector han llevado a la cancelación del evento, que iba a dejar cerca de 500 millones de euros en Barcelona, gran parte de ellos en el sector turístico (sólo el 20% de esa cifra correspondería a los hoteles), que es el gran perjudicado.

  • A los cerca de 500 millones de euros que iba a dejar el MWC en Barcelona este año (los organizadores cifraban el impacto en 492 millones de euros, con más de 100.000 visitantes) se sumarían a los casi 4.800 millones ha generado el congreso desde que comenzara a celebrarse en Barcelona en el 2006. Además, es un un perfil de turista muy codiciado, por su elevado poder adquisitivo.
  • De los casi 500 millones que iba a generar el MWC, se esperaba que alrededor de 117,7 millones fueran generados en restaurantes, pubs y locales nocturnos, con un promedio de 256 euros gastados por persona en todos los días de congreso.
  • De las 40.000 habitaciones hoteleras de Barcelona, sólo unas 28.000 estaban reservadas por la agencia oficial de alojamiento del congreso. A esas habría que sumarles las reservas directas en hoteles. El 70% de las plazas de la ciudad estaban reservadas para el congreso. No obstante, el seguro de cancelación de las agencias cubre el 50% de las tarifas, por lo que la pérdida de los hoteleros sería de la mitad de los ingresos previstos de las habitaciones canceladas.
  • Los apartamentos turísticos de Barcelona dejarán de ingresar 14 millones de euros, según la patronal Aptur. El Mobile les servía fundamentalmente para salvar la temporada baja.
  • Por su parte, los servicios de alojamiento alternativo como Airbnb dejarán de percibir los 6 millones de euros que se esperaba fueran generados durante el congreso.
  • La cancelación de la MWC también trae consigo la pérdida de 13.000 puestos de trabajo temporales, la mayor parte de los cuales están ligados al sector MICE (traductores, azafatas…).
  • También pierde el sector del transporte: para recibir a los casi 107.000 asistentes muchas de las aerolíneas aumentan el número de vuelos y de rutas disponibles, y también suben considerablemente sus tarifas respecto a la media habitual.
  • La suspensión del MWC acarrea una perdida significativa de viajantes ejecutivos, los cuales generan un promedio de 300 euros diarios por persona durante su estadía.

No se han cancelado otras grandes ferias

Poco antes de conocerse la cancelación del evento, los hoteleros del Gremi d’Hotels de Barcelona aseguraban no entender la alarma desatada por el MWC cuando las autoridades sanitarias negaban el riesgo; además, otros grandes eventos feriales europeos se mantienen: no se ha cancelado una de las mayores ferias de tecnología del mundo (ISE, en Amsterdam) y tampoco el gran salón internacional del automóvil en Ginebra, que se celebra en las próximas semanas. “Algún día alguien espero que nos explique qué ha pasado en Barcelona”, señalaba el presidente del gremio, Jordi Mestre. No obstante, ha de tenerse en cuenta que más de la mitad de las personas que visitan o trabajan en el MWC proceden de Asia.

En cualquier caso, ahora comienzan reclamaciones jurídicas complicadas entre las empresas implicadas, los organizadores (GSMA), aseguradoras y reaseguradoras, al estar muchas reservas y servicios relacionados con el congreso ya pagados de antemano.

Los profesionales turísticos, los más afectados

“La cancelación supone 500 millones menos de gasto en la ciudad y una pérdida importante en puestos de trabajo; los profesionales del sector son los más afectados realmente”, explica José Antonio Mansilla, docente e investigador del campus de Barcelona de Ostelea, Tourism Management School. “Una de las características propias del turismo es su propia fragilidad. No tiene la capacidad de controlar aspectos externos como este; por ello es importante diversificar la oferta turística en la ciudad para no tener una dependencia de eventos tan mediáticos como el Mobile”, añade.

Sin embargo, de cara al futuro, Mansilla no considera que la tendencia sea negativa: “depende más de cuestiones políticas y otro tipo de negociaciones; Barcelona se ha recuperado con éxito en momentos adversos como los del verano de 2017 o las movilizaciones del 1 de octubre”. También el presidente del gremio hotelero, Jordi Mestre, señalaba que la marca Barcelona “afortunadamente está por encima del Mobile”.