En pleno auge de la kombucha a nivel internacional, dos jóvenes emprendedores elaboran en Granada la kombucha Víver, artesana y ecológica, muy beneficiosa para la salud. «Creemos que hay que darle un giro a los malos hábitos de consumo de bebidas en España y que este cambio debe ser liderado por marcas transparentes que ofrezcan bebidas reales», explican.

Tras trabajar en Chicago durante cinco años, dos jóvenes ingenieros industriales, Fernando Martín y Raúl de Frutos, regresaron a España para montar la primera fábrica de kombucha de Granada, con la intención de contribuir a revolucionar la industria de las bebidas en España, donde faltan alternativas saludables. «El mercado está plagado de bebidas azucaradas y artificales», explican. «Y la kombucha es una opción sabrosa, sana y sostenible».

profesionalhoreca, los tres sabores de la kombucha Víver
La kombucha Víver es ecológica y vegana

Comenzaron a vender su kombucha premium justo una semana antes del primer estado de alarma, y aún así el crecimiento está siendo muy rápido. En tan solo 9 meses habían multiplicado su facturación mensual por 15 y estaban presente en unos 1.000 puntos de venta, incluyendo establecimientos del canal horeca y tiendas especializadas.

Kombucha artesana y sin pasteurizar

La kombucha es una bebida 100% natural, sin alcohol, baja en calorías y en azúcar y con probióticos naturales (en su proceso de elaboración se realizan dos fermentaciones), y a la que se le atribuyen numerosos beneficios para la salud, como la mejora del sistema inmunológico, el favorecer las digestiones o la ayuda a perder peso. Es una alternativa perfecta para aquellas personas que quieran reducir el consumo de alcohol o de refrescos azucarados. «Nuestros clientes de restaurantes también la usan mucho para realizar nuevas creaciones de coctelería«, explican sus responsables.

Víver elabora su kombucha de forma artesanal, en pequeños lotes, sin pasteurizar y utilizando ingredientes ecológicos. Actualmente ofrece tres sabores al mercado: el original de cúrcuma y jengibre; el de fresas e hibisco, muy exótico, y limón y espirulina, muy refrescante, que están disponibles en dos formatos de botellas de vidrio: 250 ml y 500 ml. Con una fina burbuja natural, al tratarse de una bebida sin pasteurizar debe de mantenerse refrigerada, y su fecha de caducidad es de un año.

La kombucha Víver se distribuye en toda España. Los establecimientos interesados pueden contactar en hola@viverkombucha.com.