Tras el incendio en el anterior local hace unos meses, el chef Dani Ochoa se lanza en solitario y lleva Montia a una nueva localización, también dentro de San Lorenzo de El Escorial, manteniendo su filosofía naturalista.

ProfesionalHoreca, tinajas en la bodega del restaurante Montia
Montia trabaja únicamente con vinos naturales y cuenta con un vino propio fermentado en tinajas en la bodega del restaurante

Tras un período de búsqueda del nuevo local, el chef Dani Ochoa dio con el espacio perfecto para el nuevo Montia, en la calle Juan de Austria 7 de San Lorenzo de El escorial, próximo al antiguo local y también a sus circuitos y rutas por la montaña para captar producto con el que trabajar en cocina.

El nuevo restaurante está dividido en dos zonas, una interior, con capacidad hasta 14 comensales y aire nórdico, donde la madera, las sillas de cuero y la chimenea sonlos protagonistas de la decoración. La segunda es la sala del invernadero, con capacidad de hasta 18 personas: una terraza completamente acondicionada y cerrada con vistas al huerto-invernadero de Montia, dispuesto a modo de escalera y al que el comensal podrá acceder para seleccionar algunos productos.

Ambos espacios están conectados gracias a la cocina vista, amplia, que es la verdadera protagonista del restaurante y que se sitúa en medio del local, por la que hay que pasar para ir de un espacio a otro.

Desde 2012, Montia ha trabajado para posicionarse como pionero en foraging, naturalismo y vinos naturales. Los productos con los que trabajan en su cocina son todos biológicos y proceden en su mayoría de su entorno más cercano, desde los panes y la mantequilla hasta la carne, setas, hortalizas o verduras, que provienen de Miraflores de la Sierra, Colmenar, Cercedilla y otras pequeñas ubicaciones de la Sierra Norte de la Comunidad de Madrid.

Las excursiones por los montes que Ochoa y el equipo llevan a cabo para ir en búsqueda de flores, hojas y hierbas aromáticas, entre otros productos, son el ADN del proyecto, que busca “hacer disfrutar al comensal de los sabores de la sierra madrileña”. Esta filosofía que persiste en la nueva casa ya llevó a Dani Ochoa a ser Cocinero Revelación en Madrid Fusión 2014 y a obtener una estrella Michelin en 2015.

Montia, pionero en la cultura del Km Cero en España, sigue trabajando únicamente con vinos naturales, y ofrece de hecho la carta de vinos naturales más extensa de todos los restaurantes con estrellas Michelin. Como novedad, este año añaden un vino propio fermentado en tinajas en la bodega del restaurante.