/p>>La crisis no impide que nazcan y se desarrollen nuevos conceptos hosteleros de negocio vía franquicia, muy interesantes para emprendedores. Este es el caso de la joven enseña InfraganTEA, que se basa en el tirón de un producto original muy nuevo en España, el «bubble tea»; un modelo de negocio de gestión muy sencilla y enfocado al público joven, y una inversión inicial en torno a los 50.000 euros.

Local InfragranTEA
Los locales InfraganTEA, dirigidos a un público joven, son llamativos y luminosos

InfraganTEA es la primera franquicia española centrada en el «bubble tea«. Nació en 2012 y en la actualidad cuenta con un establecimiento propio y tres en régimen de franquicia, repartidos en Alicante, Barcelona y Valencia.
Se trata de una iniciativa de socios alemanes, chinos y españoles con experiencia en el mundo de la franquicia, y con una idea clara: un estricto concepto de la calidad. “Ofrecemos -señala Zheng Zhi, uno de los socios- el mejor té y la mejor maquinaria del mundo para la elaboración del bubble tea. Queremos tener el mejor producto del mercado, idéntico al original”. El concepto original está directamente importado de Taiwan.
El «bubble tea»
Productos "InfragranTEA"
Productos «InfragranTEA», con una poderosa imagen de marca

Pero ¿qué es el «bubble tea»?  Es una nueva forma de consumir té, de origen asiático, cada vez más extendida en América y Europa. Se trata de una bebida natural, sin alcohol, con diferentes presentaciones –té frío o caliente, frappé o batido- e infinidad de sabores que le aportan las perlas de tapioca o los tiras de jelly o gominola que se le pueden añadir.
Con 4 texturas, 21 frutas, 3 tipos de topping y 9 sabores, el número de combinaciones posibles alcanza el medio millar, por lo que el cliente puede experimentar y sorprenderse continuamente con nuevos sabores.
Además, en los establecimientos InfraganTEA también se ofrecen muffins y los macarons «McArons», dulces muy de moda.
El «bubble tea», con sus innumerables opciones, satisface las necesidades de este público joven que desea una bebida diferente, que les identifique, con una connotación de alimento fresco y natural y, al mismo tiempo, novedoso, lejos de las habituales marcas comerciales.
De hecho, se ha convertido en el concepto de negocio con mayor desarrollo de franquicia en Europa, Estados Unidos, Canadá y, por supuesto, China, Taiwan, Japón o Corea.
Una franquicia para gestionar directamente
Los locales de InfraganTEA están concebidos para compartir y socializar, lo que les ha convertido en el lugar de reunión ideal para los más jóvenes seguidores de tendencias.
Dejarse ver, fotografiarse, subir las fotos a las redes sociales u opinar en un post it son algunas de las actividades que habitualmente realizan los clientes.
Por ello los establecimientos están concebidos y decorados para el segmento de público más joven, con una imagen luminosa y divertida. La bebida se prepara siempre en el momento de consumirse, delante del cliente.
Local de InfreganTEA
El franquiciado de InfraganTea está en torno a los 30 años, y quiere dirigir y gestionar su propio negocio

Se buscan franquiciados
InfraganTEA es, en definitiva, una franquicia joven para un público joven, fácil de gestionar.
El perfil del franquiciado de InfraganTEA está en torno a los 30 años: una persona que quiere dirigir y gestionar su propio negocio, implicádonse en el día a día.
Además, la inversión inicial es asumible, en torno a los 50.000 euros, incluyendo el canon de entrada, la preparación del local, los permisos necesarios, asesoramiento y formación.
Se requieren locales de 30 a 70 m2 de superficie, en calles transitadas.
Lo que la franquicia ofrece:
InfraganTEA ofrece al franquiciado un modelo flexible de franquicia (proyecto llave en mano), con una inversión ajustada (en torno a los 50.000 euros), incluyendo canon de entrada, y gastos de operación mínimos.
La puesta en marcha es sencilla, ya que no se requieren hornos, planchas, salida de humos ni emisiones de ningún tipo.
Otra ventaja es el periodo reducido de tiempo desde la firma del contrato hasta la apertura del establecimiento: sólo seis semanas.
La enseña ofrece formación al franquiciado y apoyo a la formación de empleados, además de apoyo de apertura y acciones de marketing durante el lanzamiento. La duración del contrato es de cinco años.