Los nuevos hábitos de consumo y de ocio van a marcar profundamente los próximos años del ocio nocturno, que es cada vez más diurno. Por ello el sector necesita una refundación de su actividad que debe estar acompañada por una profunda renovación del marco normativo en cuanto a flexibilidad de horarios, licencias, permisos… para evitar competencia desleal.

profesionalhoreca ocio nocturno
La asamblea general de la Federación de Asociaciones de Ocio Nocturno de España (Fasyde), que ha tenido lugar en la sede de CEOE en Madrid, ha servido para establecer las prioridades y retos a los que se enfrenta el sector en España, muy afectado por el cambio de hábitos de consumo y de ocio, por lo que necesita acometer una refundación de su actividad.
Así, el sector debe adaptarse a los profundos cambios en las tendencias del consumo del ocio, la evolución demográfica y el envejecimiento de la población, y ha de implicarse en la puesta en marcha de medidas novedosas para proteger el entorno urbano y social de las zonas de ocio en las ciudades españolas.

El sector del ocio nocturno debe adaptarse a los profundos cambios en las tendencias del consumo del ocio, la evolución demográfica y el envejecimiento de la población, y ha de implicarse en la puesta en marcha de medidas novedosas para proteger el entorno urbano y social de las zonas de ocio en las ciudades

A nivel turístico, el ocio nocturno, la música y los grandes eventos culturales deben hacer valer su importancia como productos turísticos de primer nivel, así como pilar del atractivo turístico singular del estado español.
El ocio nocturno es cada vez más diurno, cultural y familiar, más diverso y más inclusivo«, señala del presidente de Fasyde, Ramón Mas.»Por eso necesita refundar y actualizar su modelo de negocio de acuerdo con las nuevas pautas de consumo, segmentación de los gustos por edades y perfiles y la incorporación de los nuevos canales de comunicación digital, que han dejado atrás las herramientas publicitarias convencionales”.

Nuevas tendencias del ocio

Ahora las sesiones de vermut, los conciertos matinales familiares, el fenómeno del brunch, el boom del tardeo en muchas ciudades españolas, la programación de espectáculos y la fusión entre ocio y gastronomía van a marcar los próximos años del sector.
Esta situación hace necesaria una profunda renovación del marco normativo por parte de las administraciones, que flexibilice sus horarios de actividad y la categorización de los establecimientos, permitiendo la integración del ocio, la cultura, la gastronomía y los espectáculos.

Las nuevas sesiones de vermut, los conciertos matinales familiares, el fenómeno del brunch, el boom del tardeo en muchas ciudades españolas, la programación de espectáculos y la fusión entre ocio y gastronomía van a marcar los próximos años del sector

Una renovación que al mismo tiempo sea capaz de agilizar y dar seguridad jurídica a las licencias y permisos administrativos, «evitando la desregulación y competencia desleal provocada por la inacción de las administraciones, ante fenómenos como el botellón, los lateros, las fiestas clandestinas, etc.», señalan desde Fasyde.

Las cifras del ocio nocturno

En estos momentos, el sector del ocio y los espectáculos cuenta con más de 25.000 empresas de discotecas y salas de fiestas, bares de copas, tablaos, salas de concierto, teatros y musicales, festivales musicales, verbenas y entidades festeras; así como el conjunto de empresas proveedoras y de mantenimiento de estos establecimientos y eventos, a nivel de seguridad, equipos de iluminación y sonido, catering, empresas de mantenimiento, etc. El sector da empleo a más de 200.000 trabajadores, especialmente de empleo joven.
A nivel económico, el sector representa el 1,8% del PIB español, con 20.000 millones de euros de facturación. Con respecto a la demanda social del sector, más de 17 millones de españoles y 40 millones de extranjeros, el 50% del turismo internacional que nos visita, consumen habitualmente ocio nocturno.
La celebración de la asamblea, que ha contado con la participación de los representantes del sector de 14 comunidades autónomas y en cuya clausura ha participado Gerardo Cuerva, presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) y actual vicepresidente de la CEOE, ha permitido sentar las bases de la nueva etapa de la principal organización empresarial del ocio nocturno de España, marcada por el cambio generacional de sus representantes, así como por el protagonismo emergente de las mujeres empresarias en el sector del ocio nocturno y los espectáculos.