El grupo de restauración multimarca FoodBox ha adquirido el negocio de la firma Papizza Franchise para España y Portugal. De este modo incorpora su tercera enseña, que se suma a Taberna del Volapié y Santagloria, y supera ya el centenar de establecimientos.


FoodBox ha comprado el negocio de Papizza Franchise a sus anteriores propietarios y gestores, Jorge Lurueña (reconocido empresario del sector) y su fundador, Paolo Maglia. La operación cumple con la hoja de ruta fijada para este año por la compañía, creada hace tan sólo 3 meses por la gestora de fondos de Nazca.

Local de Papizza
Papizza abrirá 30 nuevos establecimientos en los próximos 12 meses

Papizza es un concepto de restauración italiana caracterizada por la “pizza al taglio” o al corte. Actualmente cuenta con una quincena de restaurantes repartidos por todo el territorio nacional, es una marca consolidada y según sus compradores «tiene un gran potencial de crecimiento y penetración en el sector».
En 2014, la joven cadena alcanzó una facturación de 4,8 millones de euros, vendiendo más de un millón de pizzas. Está a punto de abrir nuevos locales en Logroño y Benidorm, y en el mes de julio lo hará en Tenerife, Segovia y Granada, uniéndose a las ya repartidas por toda la geografía española (Marbella, Ibiza, Madrid, Salamanca, Alicante y Vitoria).
Con la incorporación de Papizza, FoodBox supera ya los 100 establecimientos operativos de sus tres enseñas, y trabaja con una proyección de crecimiento a razón de no menos de 70 unidades por año, 30 de ellas de la marca recién adquirida.
Al cierre de 2015 la plataforma multimarca sumará más de 140 tiendas operativas, lo que habrá supuesto un crecimiento del 55% en tan solo nueve meses de actividad comercial.
«Estoy convencido de que la incorporación de una marca como Papizza a nuestro portfolio es todo un acierto, como lo fueron Volapié y Santagloria. Tenemos en nuestras manos una marca llena de tradición y de un gran potencial», explica Augusto Méndez de Lugo, CEO de FoodBox.
Por su parte, Paolo Maglia, fundador de Papizza, afirma que no se desvinculará de la enseña: «Trabajaré junto al equipo de FoodBox como asesor de la marca para engrandecerla y enriquecerla con el mismo espíritu con el que inicié mi aventura empresarial. Con Foodbox se asegura el desarrollo sostenible de la marca para todos nuestros franquiciados, entre los que yo mismo me cuento».
Porción de pizza al corte de Papizza
Las pizzas de Papizza se caracterizan por su carácter artesano

El nacimiento de Papizza se remonta a 1937 en un pequeño pueblo de Sicilia, donde Carmelo Maglia elaboraba unas pizzas que pronto se hicieron famosas en la zona. Paolo Maglia, nieto de Carmelo, decidió adentrarse en el mundo de la restauración y refundar la marca en España. Papizza se caracteriza por un carácter artesano que ha pasado de generación en generación y por una receta «secreta» que emplea ingredientes de calidad.
Por su parte, FoodBox es una nueva plataforma de restauración multimarca que cuenta como socio inversor con el fondo español Nazca Capital y que ha nacido con una idea muy clara: liderar la nueva restauración organizada española. Por ello irá incorporando nuevas marcas «que hayan demostrado su eficiencia, innovación y capacidad para crear tendencia».