Este hotel boutique de 68 habitaciones en pleno centro de la capital donostiarra luce como nuevo tras la total renovación de sus zonas comunes y con una nueva y exquisita decoración, fresca y llena de luz, sin perder la elegancia clásica que caracteriza a la ciudad.


hotel Sercotel Europa, habitación, ProfesionalHoreca
Con sus espacios irregulares, el hotel Sercotel Europa luce ahora todo el encanto de un hotel boutique

El estudio Requena y Plaza ha realizado para Sercotel Hotels la actualización y puesta en valor del hotel Europa, un establecimiento ubicado en un edificio señorial en pleno centro de San Sebastián, a dos minutos de la playa de la Concha y cercano a la famosa parte vieja de la ciudad.
profesionalhoreca, hotel Sercotel Europa, fachada
La fachada del hotel mantiene intacto su estilo neoclásico, tan típico de San Sebastián

Con los años, las sucesivas intervenciones para actualizarlo habían ido desconfigurando el carácter del edificio y de la instalación hotelera. Con la llegada de Sercotel Hotels se apostó por la renovación del establecimiento tanto estética como de personalidad, para convertirlo en un hotel boutique de categoría premium.
El estudio de arquitectura se planteó desde el inicio fomentar la nobleza del edificio, su historia y emplazamiento único, así como emplear la irregularidad de las diferentes plantas para resaltar la singularidad de los espacios; todo ello con el objetivo de potenciar el perfil de hotel boutique y adaptar toda la instalación a los altos estándares de calidad deseados.
Profesionalhoreca, hotel Sercotel Europa, lobby
Un aire moderno, cálido y muy actual para el lobby del hotel

El exterior del edificio mantiene su estilo neoclásico, una construcción Belle Époque de principios del siglo XX. En el interior, Requena y Plaza ha logrado incorporar algunos espacios en desuso y ampliar otros, dotándoles de mayores prestaciones y nobleza.
Profesionalhoreca, hotel Sercotel Europa
Madera y tonos claros, mezcla de mobiliario y mucha luz en la «olvidoteca», el espacio de los libros olvidad0s

Este es el caso del hall, la recepción, el bar, y la olvidoteca, un espacio de “libros abandonados” singular, orientado a la lectura y al descanso. Con la misma idea de recuperar el esplendor de antaño, también se han actualizado los servicios básicos, incorporando las últimas innovaciones para comodidad y satisfacción del cliente más exigente.
En el plano estético los interioristas han partido de las referencias físicas del edificio y de las emocionales de la ciudad, a la que la cultura, la gastronomía y el mar han logrado posicionarla en todo el mundo como un referente del turismo de primera clase. Así, al nuevo Sercotel Hotel Europa se le ha imprimido un toque fresco y desenfadado en su look, sin perder la esencia y el estilo de ciudad del Cantábrico.
Profesionalhoreca, hotel Sercotel Europa, habitación
Grises y azules en las habitaciones, que lucen un look con la elegancia clásica donostiarra

Para esto, la gama cromática y los materiales juegan el papel de hilo conductor: blancos rotos, tonos medios como el visón, azules luminosos y otros profundos, maderas de aspecto natural y usadas, tejidos cálidos y relajantes. Los toques de oro viejo en revestimientos y pinturas, son guiños a los motivos decorativos de los estilos Fin du siècle y Decó que tan bien conoció San Sebastián.
En el mobiliario también se han querido recuperar particularidades de épocas pasadas. Se intercalan piezas clásicas originales del hotel, restauradas y recuperadas, con otras reinterpretadas y modernas. En otros casos se ha optado por el minimalismo y la funcionalidad, que consiguen adaptar los ambientes a los tiempos actuales. Además, como sello de identidad de Requena y Plaza, se da especial protagonismo a los elementos de iluminación.
Hotel Sercotel Europa, Profesionalhoreca
Un look actual, fresco y lleno de luz para las diferentes estancias del hotel

El proyecto de ejecución y suministro de la reforma del Sercotel Hotel Europa ha durado 10 meses, durante gran parte de los cuales el hotel ha permanecido abierto. Esto ha sido posible gracias al variado equipo multifuncional del estudio de arquitectura, integrado por diferentes departamentos técnicos, con arquitectos, decoradores de interiores, infógrafos y delineantes.
El resultado es un espléndido hotel boutique de 68 habitaciones, repartidas en seis plantas, con una total renovación de las zonas comunes y con una nueva y exquisita decoración, para hacer las delicias de los visitantes de la capital donostiarra. Una reforma que ha colocado el hotel en la colección First Class de Sercotel Hotels, de la que  forman parte establecimientos céntricos de alta calidad.