Nueva preocupación para los locales hosteleros españoles que ofrecen fútbol televisado: a la importante subida de tarifas del pasado septiembre se le suman ahora las actuaciones policiales que investigan las redes de distribución de decodificadores sin licencia.


Según informa la Confederación Empresarial de Hostelería de España (Cehe, antes Fehr), la Policia Nacional ha iniciado «miles de procedimientos de investigación» en los que se han detectado algunos casos de actuaciones irregulares en la emisión de partidos de fútbol.
fútbol - televisión- profesionalhoreca
Por ello, la patronal hostelera ha mantenido una reunión de carácter urgente con Liga de Fútbol Profesional (LFP) y Mediapro para analizar la situación de los hosteleros investigados. LFP ha ofrecido la creación de una comisión de seguimiento para dar soluciones individualizadas a los afectados mediante las asociaciones de hostelería, a las que se podrá recurrir en caso de necesidad.
El pasado mes de septiembre se produjo una brusca e inesperada escalada de precios del fútbol televisado para bares, lo que disparó la alarma en el sector, ya que en muchos casos la factura supera a la de servicios básicos como la luz o el agua.
Los hosteleros denuncian que esta subida «desmesurada» de hasta un 43,64% del fútbol televisado no tiene en cuenta el tamaño y la localización de los establecimientos: gran parte de los casi 278.000 locales de restauración repartidos por todo el territorio nacional son de pequeño tamaño y situados en zonas rurales. Hay establecimientos que no generan suficientes ingresos para asumir la subida, que a veces  supera al alquiler del propio local. El nuevo precio lineal «no tiene en cuenta las particularidades de bares y restaurantes, ni su capacidad de generación de ingresos”, denuncia Hostelería de España.
Esta situación ha contribuido a la proliferación de redes de distribución de decodificadores con señal ilegal en establecimientos hosteleros.
Por ello, Hostelería de España espera que en el seno de la Comisión propuesta por LaLiga «se puedan alcanzar acuerdos que defendiendo la legalidad y atacando la competencia desleal que supone la irregularidad, también se consideren situaciones y tarifas razonables para los bares«. El 60% de los aficionados españoles acude a llocales hosteleros a ver el fútbol televisado de pago.