El grupo chino de restauración Shangri-La ha conseguido la primera licencia en Europa para traer a España un robot camarero. Tres unidades de  «Cacahuete«, como se llama el robot, ya están operativas en dos de sus restaurantes Amazonia Chic de Madrid y causan sensación entre los clientes.


Profesionalhoreca, robots Cacahuete, Peanut, restaurante Amazonia
Un equipo bien organizado; los robots Cacahuete apoyan al equipo del restaurante en tareas de entrega y recogida de comida, y los camareros se centran en la atención al cliente

CacahuetePeanut» en inglés) ya trabaja en dos restaurantes del grupo Shangri-La en Madrid: dos robots lo hacen en el Amazonia Chic del centro comercial Plenilunio, y un tercero en el Amazonia Chic de La Vaguada.
La función de este robot, desarrollado por la empresa china Keenon Robotics, es llevar la comida desde la cocina a la mesa y luego recoger los platos sucios, ayudando al servicio en estas actividades más mecánicas e integrando perfectamente su función con la del resto del equipo de sala, lo que permite aligerar la carga de trabajo de la plantilla.
Profesionalhoreca, robot camarero, restaurante Amazonia
El robot Peanut lleva la comida desde la cocina a la mesa y luego recoge los platos sucios

Así, los camareros pasan a desarrollar gestiones centradas en mejorar la atención al cliente, mientras que los clientes agradecen la rapidez del servicio, ya que los robots agilizan la entrega de las comandas.
¿Cómo funcional? Al llegar a la mesa, el robot avisa con voz infantil al comensal de que trae su comida mediante una frase pregrabada “Hola, vengo a traer tu menú y después acaríciame la cabeza para que pueda seguir trabajando. ¡Qué aproveche!”, acompañada por la música del Canon de Pachelbel de fondo. Después de dejar la comida, el robot puede ir a otra mesa o volver a la zona de cocina para recibir nuevos platos. Cacahuete carga hasta 30 kilos de peso y está disponible en varios colores.
¿El resultado? Hasta ahora, muy satisfactorio. “Nuestros clientes están encantados de que les atienda Cacahuete«, explica Alonso Zhan, propietario de Amazonia Chic. “Es un elemento más de alegría y buena energía en torno a la mesa. Es fascinante ver como, sobre todo los niños, lo consideran como una persona más de nuestro equipo”.
De hecho, los clientes reciben con sorpresa la atención del robot camarero, que se convierte en un buen reclamo publicitario para el restaurante; que ofrece toda una nueva experiencia.
El robot se guía por unos sensores ubicados en el techo que marcan su recorrido y la zona de parada y recarga. Cuenta con una batería con autonomía para unas 100 horas en espera y 8 en funcionamiento, y él mismo detecta cuándo está a punto de acabarse y se dirige solo a la zona de recarga.
Profesionalhoreca, robot camarero Peanut, robot Cacahuete
Al llegar a la mesa, el robot avisa con voz infantil al comensal de que trae su comida mediante una frase pregrabada

Cacahuete es la apuesta del grupo Shangri-La por la innovación y las herramientas digitales como parte importante de la experiencia de los clientes. En Pekín ya existe el primer restaurante totalmente robotizado (incluyendo camareros y chef), el Haidilao Hot Pot, de la cadena de restaurantes más grande de China. Las colas para entrar se prolongan durante más de una hora…