Policarbonato, tritán y melamina son los protagonistas de la amplia gama Klimer de productos ligeros, versátiles y elaborados a prueba de roturas, perfectos para playas, piscinas y espacios exteriores de hoteles.