/p>>Nacho Manzano asumirá la gestión del Palacio de Riega, en Gijón, a partir del próximo año. El cocinero asturiano se encargará en exclusiva del señorial palacete situado en el barrio gijonés de Somió, propiedad de la familia Rato, tras hacer una reforma de sus instalaciones.

El señorial Palacio de la Riega,
El señorial Palacio de la Riega, hasta ahora dedicado exclusivamente a bodas

Nacho Manzano convertirá este palacio gijonés en la base de operaciones de su empresa de catering, ya que las bodas seguirán siendo la actividad principal del señorial edificio.
Pero el  proyecto del chef y propietario de Casa Marcial es mucho más amplio, e incluye conciertos, cursos de cocina, eventos al aire libre o cenas informales, además de cualquier celebración o comida de empresa.
«El fuerte serán los eventos, principalmente bodas, pero está abierto a cualquier celebración o comida de empresa. Además, nuestra intención es abrir el palacio a Gijón y a Asturias, con actividades que permitan que no sea un lugar cerrado, como ha sido hasta ahora, que se abre para una boda y se vuelve a cerrar hasta la siguiente», ha explicado el propio Manzano a través de su página de Facebook.
Placa de Nacho Manzano en el Palacio de Riega
El Palacio ya luce la placa de su nuevo gestor, Nacho Manzano

El palacio, construído a finales del siglo XIX por el arquitecto Manuel del Busto, será reformado en los últimos meses del año respetando la estética del edificio y adecuándolo a las necesidades actuales. Se busca una decoración estándar que guste a todo el que quiera organizar allí su evento.
Manzano quiere abrir el palacio a la celebración de maridajes, catas y cursos de cocina, además además de albergar actividades de interés para la Comunidad Autónoma. En definitiva, que sea un lugar vivo y abierto al público. «Si no fueramos a abrirlo a la gente, a hacer cosas, a dinamizarlo, no tendría sentido cogerlo», ha explicado el chef.
Respecto al estilo de cocina, el cliente manda. Nacho Manzano tiene intención de abordar todos los estilos. En el palacio se servirán bodas convencionales, otras basadas en un cóctel, e incluso posiblemente un concepto de «boda asturiana«, con platos tradicionales de la zona hechos in situ de forma artesanal.
El chef asturiano ya ha anunciado que intentará romper los estereotipos que se asocian a sus dos estrellas Michelin: los precios caros y las cantidades medidas.
Nacho Manzano tiene sobrada experiencia en bodas,  y sirvió la boda de Marta Ortega, heredera del imperio Inditex, y del jinete Sergio Álvarez en febrero de 2012.