/p>>El Grupo Kiluva, propietario de la red de tiendas de dietética Naturhouse, ha comprado el hotel Las Dunas de Estepona (Málaga), de cinco estrellas y cerrado desde 2010. Kiliva inicia así un nuevo modelo de negocio que ofrecerá servicios de salud a clientes con un alto poder adquisitivo, mayoritariamente extranjeros.

Exterior del hotel Las Dunas, de cinco estrella
El hotel Las Dunas, de cinco estrellas, comienza una nueva etapa ofreciendo servicios de salud

Kiluva invertirá en el hotel entre 35 y 40 millones de euros, cantidad que  incluye la compra, la reforma de parte de las instalaciones y la puesta en marcha de nuevos servicios de salud, ha informado la compañía. El hotel reabrirá sus puertas, manteniendo sus 55 suites,  en febrero o marzo del año que viene.
El grupo inicia así una nueva línea de negocio, la de servicios de salud, a través de la nueva empresa Healthouse, con sede en Marbella.
Una línea de negocio que se dirige a clientes de alto poder adquisitivo, mayoritariamente extranjeros, procedentes también de países emergentes como Rusia, China o Emiratos, a quienes se ofrecerá programas de reducción de peso, depurativos, anti-estrés, ansiedad, anti-tabaco y otros tratamientos para el cuidado de la salud, «en un ambiente de lujo que favorece el relax y el bienestar».
El Grupo Kiluva, que cuenta con 2.000 establecimientos Naturhouse en 40 países, prevé crear cerca de 100 puestos de trabajo entre servicios médicos y dietéticos y la división de hostelería en esta nueva línea de negocio.
«Tenemos una gran ilusión en este proyecto que llevamos tiempo preparando, hemos buscado un hotel emblemático como Las Dunas para empezar con la línea de negocio Healthouse, que en el futuro queremos ampliar a otras zonas como la Costa Azul o Cerdeña«, ha explicado el presidente del grupo, Félix Revuelta.
La compañía también barajó la posibilidad de adquirir otro cinco estrellas emblemático, la clínica Incosol de Marbella, pero lo desechó porque sus instalaciones estaban muy deterioradas.
El hotel Las Dunas, situado en primera línea de playa entre Marbella y Estepona, ya cuenta con instalaciones que en su época estuvieron dedicadas a clínica de salud y belleza. Dispone de un centro de spa y un jardín de plantas subtropicales.
Según Félix Revuelta, el salón de congresos se convertirá en un «centro de reducción de peso, de masajes y de todo tipo de baños con fango o algas».
Un largo conflicto
Las Dunas arrastra un prolongado conflicto laboral entre los antiguos trabajadores y la anterior propiedad. Preguntado al respecto, el presidente de Naturhouse ha aclarado que la empresa ha comprado el hotel a un banco y empieza de cero, con una «actividad distinta a la hotelera, ya que es de salud», por lo que considera que no tiene la obligación de readmitir a la plantilla, según informa EFE
El Tribunal Supremo condenó al grupo de empresas Las Dunas, antigua propietaria, a soportar los efectos de la nulidad de los trabajadores despedidos en 2010 y a su readmisión, al considerar que el Banco Pastor -absorbido por el Popular-, que compró el hotel en 2009, no había continuado la actividad hotelera.