/p>>La ginebra Citadelle estrena nueva imagen «vintage» con la reinterpretación de la etiqueta y el rediseño de las botellas de Citadelle ClassicCitadelle Réserve. La marca evoca la tradición, la búsqueda de la perfección y el mimo de los detalles en su receta; por ello las líneas de ambas botellas se tornan más curvas y alargadas, resaltando la personalidad y elegancia de esta gin.

La nueva botella de Citadelle
El nuevo diseño de la botella de Citadelle es más vintage y evoca al año 1775, cuando nació la receta original de esta gin de Cognac Ferrand

Amer Gourmet, importadora de esta marca francesa de ginebras premium de la destilería Pierre Ferrand, ha presentado la nueva imagen de Citadelle Classic y Citadelle Réserve con diferentes actos celebrados en Madrid, Barcelona y Bilbao, en los que se realizó la destilación de una ginebra en directo, artesanalmente, en alambiques de cobre y a llama viva.
De hecho, Citadelle es la única ginebra del mercado destilada de forma tradicional en alambiques de cognac. Ello se debe a que en Pierre Ferrand, que producía cognac, comenzaron a producir ginebra con el objetivo de sacar rendimiento a sus alambiques, que quedaban parados seis meses al año cumpliendo el riguroso reglamento de la AOC (denominación de origen) francesa, que sólo permite destilar cognac entre noviembre y marzo.
Después de la Revolución Industrial muchas marcas optaron por la destilación a vapor, más sencilla, segura y económica. Sin embargo, para Citadelle se siguió empleando la destilación a llama viva porque ésta permite al artesano obtener mayor control sobre el calor aplicado y aportar al destilado su característica textura y su sabor único.
Destilación a llama viva en alambique
La destilación a llama viva permite al artesano obtener mayor control sobre el calor y aportar al destilado su característica textura y sabor

Además, implica elaborar la ginebra en menores cantidades, lote a lote, permitiendo al destilador descartar con precisión las partes sobrantes, el principio y el final del destilado, y quedarse sólo con lo mejor: el corazón.
Por ello, detrás de la elaboración de un gin-tonic de Citadelle existe un proceso de elaboración minucioso que empieza con la destilación de la ginebra.
Citadelle ClassicCitadelle Classic, elegante y refinada
Técnicamente, esta ginebra es una London Gin. Sin embargo, su proceso de elaboración es totalmente distinto. En Citadelle intervienen 18 botánicos, además de la base de enebro, que aportan la complejidad y finura de sus aromas.
Las especias se infusionan durante 72 horas y durante 12 horas más cada lote se destila en un alambique de cobre con una capacidad máxima de 25 hectolitros, a llama viva. Se trata de una ginebra pura, sin azúcares añadidos.
El resultado es una ginebra transparente a la vista; redonda, refrescante, elegante y refinada. En boca, el enebro da paso a una voluptuosa y compleja fragancia a flores.
Este es el «perfect serve» o  la combinación ideal con esta ginebra para hacer un gin-tonic fresco y joven lleno de matices:5 cl de Citadelle Gin; 4 ó 5 hielos gruesos; 0,5 cl de sirope de naranja sanguina; 20 cl de tónica;1 twist de piel de pomelo
El PVP aproximado de esta gin es de 25,95€.
Método de solera en Citadelle Réserve
El característico color oro pálido de esta ginebra de añada se debe a su envejecimiento entre 6 y 8 meses en barricas de roble francés que han contenido los mejores cognacs del grupo Pierre Ferrand. Todavía hoy el grupo sigue experimentando con botánicos que hacen que cada año Citadelle Réserve sea sutilmente diferente.
Citadelle ReservePara este 2013 se ha empleado el método de solera en la elaboración de Citadelle Réserve. Consiste en colocar la ginebra en diferentes barriles entre 2 y 5 meses. Se emplean barricas de roble americano que aportan el toque dulce de la vainilla, y barricas que contuvieron Pineau Charente – para aportar cuerpo y notas florales redondas – y cognac – que imparte su particular elegancia.
Una vez la ginebra ha reposado varios meses en las barricas, un porcentaje del contenido de cada una de ellas es trasladado a un nuevo recipiente, en el que se mezcla. A continuación, se añade nueva ginebra a cada barril, donde dormirá de nuevo entre 2 y 5 meses. Este proceso se repite infinitas veces, obteniendo siempre la misma ginebra como resultado.
En la infusión de Citadelle Réserve intevienen 19 botánicos, entre ellos vainilla, flores, canela, coriandro, enebro, violeta, yuzu, ajenjo e iris.
Es una ginebra que muestra delicadas notas florales, picantes y a madera. La crianza en barricas de los mejores cognacs hace que sea compleja en aroma y sabor, así como también redonda gracias a la aportación de oxígeno.
El «perfect serve» con esta ginebra para hacer un gin-tonic es: 4 cl de Citadelle Gin; 1 cl de Citadelle Réserve; 4 ó 5 hielos gruesos;20 cl de tónica, y 1 twist de piel de naranja. Se debe servir en copa bien fría, y se recomienda una tónica clásica y equilibrada de burbuja media. Se logra un gin-tonic uy aromático y fresco, pero a la vez con mucho cuerpo.
El PVP aproximado de Citadelle Réserve es de 55€.