/p>>La compañía española Smöoy, fundada en 2010 por la emprendedora Nuria Martínez Sirvent, ha cerrado el ejercicio 2013 con una facturación de 43 millones de euros, presencia en 9 mercados internacionales y más de 500 trabajadores. Con ambiciosos planes de crecimiento dentro y fuera de nuestras fronteras, apuesta por la franquicia como fórmula de expansión, y ofrece a los emprendedores un modelo de negocio de éxito contrastado.

 helados de yogur de Smöoy
Los helados de yogur de Smöoy son bajos en grasa, sin gluten y ricos en fibras

Smöoy es precisamente un sueño hecho realidad por una emprendedora, Nuria M. Sirvent, que en 2010 decidió junto a tres de sus hermanos dar una vuelta a toda la experiencia acumulada por tres generaciones anteriores dedicadas a la fabricación del helado artesanal, y renovar por completo el sector.
Hoy, cuatro años más tarde, Sirvent ha convertido a la marca Smöoy en un referente del mercado del yogur helado o «frozen yogurt«, un nuevo concepto de heladería en pleno desarrollo. La firma cerraba 2013 con una facturación de 43 millones de euros, un 20% más que el ejercicio anterior
Las tarrinas de la compañía ya están presentes en la India, Argelia, Portugal, Marruecos, Arabia Saudí, Noruega, Ecuador, Perú y Chile, gracias a un plan de internacionalización que este año le llevará a nuevos destinos, como a Escandinavia ((Finlandia, Noruega y Suecia). A nivel nacional, Smöoy está está presente en todas las comunidades autónomas, con más de 120 puntos de venta franquiciados.
La estrategia a tres años  de la compañía pasa por crecer» tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, si bien optando siempre por la rentabilidad de todos y cada uno de los puntos de venta», explica Nuria M. Sirvent. También pretende consolidarse como marca líder en aquellos mercados en los que aún no hay operadores de referencia en el sector.
Un yogur helado de formulación propia
Smöoy elabora sus yogures helados con una formulación propia y exclusiva creada por los maestros heladeros de la firma. Todo el producto se elabora en su nueva fábrica de Alcantarilla, Murcia. En estas instalaciones centrales, inauguradas hace unos meses, cuentan con más de 7.000 metros cuadrados dedicados a la fabricación de helado funcional (bajo en grasa, rico en fibras y sin gluten).
Un departamento de I+D en constante innovación permite ofrecer al cliente un helado de yogur de sabor diferente cada semana, y reformular el producto de forma que en verano ofrezca una sensación más refrescante y en invierno más cremosa. Ambos mantienen las propiedades intrínsecas del yogur (ricos en calcio y con activos lácteos) y además son ricos en fibras, desnatados y light, al igual que las otras dos variedades de helados soft de nata y chocolate que no son de yogurt, elaborados para llegar a más público.
En los establecimientos Smöoy el cliente puede personalizar su propio helado, que puede ser diferente cada vez, ya que ofrece una amplia variedad de toppings, que pueden ir rotando según temporada o demanda.
Todo ello la ha convertido en una excelente salida empresarial para aquellos emprendedores deseosos de poner en marcha un negocio atractivo, de fácil gestión y rápida rentabilidad. La mayoría de sus centros han tenido un retorno de la inversión inferior a un año.
La inversión media para abrir un establecimiento Smöoy es de 64.525 euros, aproximadamente, para locales de 40 metros cuadrados.
Local de Smöoy
Smöoy ofrece a los franquiciados un negocio atractivo, de fácil gestión y rápida rentabilidad

Las 5 claves del éxito, según su fundadora
Estas son las cinco claves del éxito de Smöoy, según explica Nuria M. Sirvent:
– Ser capaces de aprovechar todo el conocimiento acumulado tras más de 90 años dedicados a la producción de helado artesanal, pero con la valentía de innovar tanto en producto, como en sistemas de logística y producción.
Apostar por la franquicia como fórmula de expansión, en la que una parte ofrece un modelo de negocio de éxito contrastado, y la otra su fuerza de trabajo e inversión para ponerla en marcha en un mercado conocido.
Internacionalizar la marca, con el objetivo de convertirla en una marca global.
– La reinversión contante en la empresa, que le ha llevado a inaugurar  sus nuevas instalación más de 7.000 mt2  en el polígono industrial de Alcantarilla, Murcia, donde se centraliza toda la estructura de servicios de la compañía: producción, logística, marketing y ventas, atención a la red de franquiciados, así como al departamento de I+D.
Hacer marca, gracias a un gran esfuerzo de comunicación, tanto para logra su reconocimiento a nivel nacional e internacional, con una fuerte apuesta por el marketing, las redes sociales, las ferias y los eventos sociales.