/p>>Tras tres intensos años de desarrollo ya está disponible la versión más sencilla que se haya visto de un programa destinado, exclusivamente, al control de compras para restaurantes. ¿Su nombre? G-Stock.

Logo de G-Stock
G-Stock está dirigido a restaurantes, individuales o cadenas, y en su etapa de prueba ha sido testado con gran éxito por numerosos profesionales de la restauración, que han ayudado a que se construyera de una manera sólida y práctica.
De hecho, para sus promotores era imprescindible que entre los desarrolladores hubiera hosteleros, de modo que en cada detalle ha influido la opinión y consejo de un profesional. «Numerosos restaurantes han padecido en sus propias trayectorias y experiencias las dificultades provocadas por utilizar programas diseñados por ingenieros o economistas, que nunca han tenido que lidiar con sus propios programas trabajando en un restaurante, lo cual casi siempre acaba en otro intento frustrado de implantación de sistemas de control de compras», explican los creadores de G-Stock.
Ahora, perfectamente optimizada y ya disponible para el gran público, llega la versión más sencilla nunca vista de un programa para el control de compras para restaurantes, que se presentará en la próxima edición de Hostelco.
Estas son las principales características del programa:
·       Es una aplicación web, por lo que no necesita instalación local ni depende de un ordenador local. Es accesible desde cualquier lugar, sólo hace falta acceso a Internet.
·       No tiene límite de usuarios.
·       Es muy fácil de aprender, porque usa un entorno intuitivo que permite utilizarlo desde cualquier tablet, si ratón ni teclado.
·       No obliga a desembolsos de compra, porque está disponible solamente bajo la modalidad “pago por uso”. Cuesta 90€ al mes.
·       La cuota de uso incluye todo lo deseable: uso, actualizaciones permanentes y soporte
·       No tiene compromiso de permanencia: en cualquier momento puede el cliente darse de baja.
·       Está disponible una versión para cadenas, de modo que las licencias interactúan bajo la modalidad “central-sucursales”. La central tiene, en todo momento y en tiempo real todo lo relacionado con compras, pedidos, albaranes, mermas e inventarios controlado.
·       Se puede vincular con cualquier sistema de ventas.
·       Y una última novedad: la empresa se puede encargar, con un coste extra, de hacer la configuración inicial, la puesta en marcha, y lo que es más práctico y sorprendente: de introducir todos los albaranes del primer mes, por lo que la puesta en marcha y el éxito en la implantación quedan asegurados.
Ya utilizan G-Stock, entre otros, los restaurantes de Ricard Camarena, la cadena Lateral, Tiquismiquis, Ojalá, La Musa (Latina y Malasaña), El Mesón de Fuencarral, Lola & Co y muchos otros.
La idea de un hostelero 
Detrás de G-Stock está Federico Fritzsch (1967) comenzó su carrera en la hostelería con la apertura del restaurante familiar “La Alpargatería” (1989), que pronto se convirtió en una de las cadenas de restaurantes más exitosa de Madrid. Vendió la cadena en 2007 cuando contaba con 15 restaurantes, 400 empleados y 15 millones de euros de facturación anual.
Desde su salida de La Alpargatería ha seguido asesorando a cadenas de hostelería. Lleva más de 30 aperturas en Madrid y actualmente es socio de Concept Lobby, desde donde interviene en el desarrollo de conceptos de hostelería en Madrid, Barcelona, Riyadh (Arabia) y Haikou (China).
Al comenzar con La Alpargatería se especializó en sistemas de control de los restaurantes, y supo ver la carencia que había de un programa de control de compras, mermas e inventarios que fuera fácil, intuitivo y razonable de precio.
¿Quiere conocer G-Stock? Esta aplicación se presentará al público en la próxima edición de Hostelco (Barcelona, 20-23 de octubre de 2014) en el pabellón 2, stand A 180.