Con la nueva generación de ingredientes para postres de Unilever Food Solutions cualquier chef puede dejar volar su creatividad. Las texturas gelatinosa y espumosa de Carte d’’Or permiten crear los postres más originales ahorrando tiempo y trabajo.

El ritmo frenético de trabajo en muchas cocinas profesionales obliga a los chefs a sacrificar dedicación y creatividad en ciertos platos, como los postres. Consciente de que un postre de calidad es el broche de oro de un menú y la culminación de una buena experiencia gastronómica, Unilever Food Solutions presenta las nuevas texturas, gelatinosa y espumosa, para elaborar postres, bajo la marca Carte d’Or.
“Hay que reivindicar la presencia de buenos postres en la mesa del restaurante y no permitir su sacrificio; y para ello lo ideal es eliminar el tiempo que requieren ciertos pasos básicos”, explica Peio Cruz, director culinario de Unilever Food Solutions. Y esto es, precisamente, lo que permiten las texturas Carte d’Or.

Nubes o marshmallows de cereza hechas con las texturas Carte d'Or
Nubes o marshmallows de cereza: ahora se realizan fácilmente con el punto perfecto, gracias a la textura gelatinosa Carte d’Or

Una solución que facilita tareas tan complicadas como encontrar el punto perfecto de una textura, sobre todo en las elaboraciones con clara de huevo, y que permite lograr siempre el toque ideal en los platos sin perder demasiado tiempo. Además, los ingredientes son 100% naturales, sin olor y no contienen azúcar, con lo que cada chef puede desarrollar los sabores y las formas que prefiera.
La textura gelatinosa Carte d’Or permite actualizar postres tradicionales y atreverse con otros nuevos, gracias a su versatilidad. No necesita pre-disolverse ni remojarse en agua: se disuelve sin más intervención que dejarla a 20º de temperatura. Asimismo, es de fácil dosificación, lo que reduce el tiempo de elaboración de bases a la vez que facilita la creación de las formas más singulares, permitiendo al chef dedicar más tiempo a la parte creativa de su propio postre. ¿Elaboraciones posible? Múltiples: desde un clásico y siembre bienvenido cheesecake, hasta unos esponjosos «marshmallows», pasando por un semifrío de plátano o un aparente tocinillo de naranja.
Gelatina de gin-tonic, elaborada con la textura gelatinosa Carte d’Or
Gelatina de gin-tonic, elaborada con la textura gelatinosa Carte d’Or

Por su parte, la textura espumosa Carte d’Or es perfecta para lograr la estructura deseada en muchos postres. Destaca su estabilidad, que dura hasta dos servicios, y aporta un control total a la receta. Facilita, en definitiva, la elaboración de postres tradicionalmente trabajosos como el soufflé o el coulant de chocolate. Esta textura permite conseguir una consistencia perfecta, sin aportar sabor u olor alguno que colisione con el resto de los ingredientes.
Coulant de chocolate y soufflé Alaska
Coulant de chocolate y soufflé Alaska, dos realizaciones complejas y ahora mucho más fáciles con la textura esponjosa

“Las texturas no cambian las recetas, sólo el modo de hacerlas», señala Peio Cruz. «Son los ingredientes secretos para una cocina rápida, práctica y de calidad que no pierde ritmo”.
La nueva generación de texturas Carte D’Or Professional es toda una innovación para Unilever Food Solutions, que abre la cocina a un mundo de posibilidades dentro de la denominada «repostería from scratch» (desde cero, en referencia a la repostería casera o artesana), un arte en auge que permite a los chefs probarse a sí mismos, explotar sus aptitudes creativas y poder ofrecer creaciones únicas a los comensales.
Más info sobre estas texturas Carte d’Or en el tel. +34 902 101 543 o en informacion.foodsolutions@nullunilever.com
Las dos nueva texturas Carte d'Or
Las dos nueva texturas Carte d’Or