Alsea Iberia, firma resultante de la integración de Zena-Alsea y Grupo Vips a finales de 2018, presenta OleMole, un concepto fast casual dirigido al público joven e inspirado en el “street food” mexicano. Su primer establecimiento acaba de abrirse en el centro de Madrid.


Alsea Iberia, filial del grupo mexicano Alsea, lanza estrena OleMole, un concepto informal de comida mexicana asequible, fresca y personalizable, dirigido al público joven y en el que los tacos, quesadillas, burritos y margaritas son los protagonistas.
Profesionalhoreca-Olemole
Esta propuesta «urban-mex” con platos preparados al momento delante del cliente, ha sido diseñada y desarrollada en España en colaboración con los equipos de Alsea México.
OleMole es el primer concepto de creación propia de Alsea Iberia tras la integración de Zena-Alsea y Grupo Vips a finales de 2018, de cuya operación surge el mayor grupo de restauración multimarca del mercado ibérico, con más de 1.000 locales y una facturación superior a los 1.000 millones de euros.
Se trata la undécima enseña operada por Alsea Iberia, que gestiona marcas como Starbucks, Foster’s Hollywood, Domino´s Pizza, Burger King, Vips, Ginos, Fridays, Wagamama, Cañas y Tapas y Lavaca.

OleMole es el primer concepto de creación propia de Alsea Iberia tras la integración de Zena-Alsea y Grupo Vips a finales de 2018, de cuya operación surge el mayor grupo de restauración multimarca del mercado ibérico

OleMole “refuerza tanto nuestra variedad de oferta como nuestra presencia en el segmento fast casual. Se trata de una apuesta importante para Alsea Iberia, que deseamos hacer crecer en los próximos años, tanto con locales propios como de la mano de franquiciados”, explica Alfonso Valero, director general de Desarrollo de Negocio y Nuevos Productos de Alsea Iberia.

OleMole, un restaurante “urban mex” asequible

El primer restaurante OleMole se acaba de abrir en la madrileña calle Génova número 1, junto a la plaza de Alonso Martínez, y cuenta con un equipo de 13 personas.
Ofrece una cocina basada en el “street food” mexicano, con recetas de sabores potentes hechas con ingredientes frescos y naturales, como la cochinita pibil o el pollo con mole. Los platos se elaboran al momento y delante del cliente, y se personalizan al gusto.
Su cocina es sabrosa, sin artificios y muy asequible, con ticket medio en torno a 10€. La carta es sencilla: burritos, tacos, quesadillas, desnudos, ensaladas, nachos y totopos, que se combinan con una amplia selección de cervezas mexicanas y nacionales, margaritas, jarritos (refrescos típicos mexicanos) y aguas frescas de tamarindo y flor de Jamaica.