/p>>La implantación de la tecnología RFID en las prendas textiles que están sometidas a procesos de lavados industriales supone para el sector de las lavanderías una mejora en sus procesos de trabajo además de un gran avance importante, del que los hoteles, resorts y colectividades pueden beneficiarse.

Toallas y sábanas de Resuinsa
Una etiqueta electrónica acompaña a todos los productos textiles de Resuinsa

La tecnología RFID en las prendas textiles logra una disminución de tiempos y errores, e incrementa la productividad. Asimismo repercute en un menor impacto ambiental, ya que durante los procesos de lavado se pueden aprovechar las cargas al máximo, mezclando prendas de diferentes clientes, pudiendo, de esta forma, optimizar el uso de detergentes y productos químicos, así como el uso de agua, gas y electricidad.
La firma lencería para hostelería y colectividades Resuinsa apuesta por la tecnología RFID para sus prendas textiles y ha  trabajado en el proyecto de desarrollo e implantación durante dos años con el Instituto Tecnológico Textil, Aitex, y la multinacional Datamars. El resultado es que una etiqueta electrónica que acompaña a todos sus productos.
Más ventajas
Los sistemas RFID pueden contribuir de forma significativa a mejorar procesos, automatizar la captura de datos, evitar errores, disminuir costes, y finalmente, facilitar la colaboración y el intercambio de información entre cliente y proveedor.
Instalando un punto de lectura en la entrada del túnel de lavado se puede controlar y contar el número de ciclos de lavado de cada prenda, con lo que es posible conocer el nivel de uso de cada prensa.
Demostración de la tecnología RFID en Hostelco
Demostración de la tecnología RFID en Hostelco: se pasa bajo un arco un carro cargado de prendas de lencería…

Muchas lavanderías no mezclan las prendas que proceden de diferentes clientes a la hora de introducirlas en el túnel de lavado, por lo que normalmente las cargas no suelen ser completas. Con la tecnología RFID sí se puede mezclar ropa de diferentes clientes, porque al disponer cada prenda un chip con un identificador único, al final del ciclo de lavado se pueden separar sin problemas.
Otros datos de interés que aporta el sistema es la posibilidad de saber la carga real de cada tambor de una lavadora, e incluso conocer la rentabilidad en la lavandería mediante el control de la vida útil de la ropa y conocer en todo momento del estado de cada prensa.
Hoy, cualquier hotelero o restaurador que utilice los productos de Resuinsa podrá conocer exactamente cuántos lavados tienen cada una de sus toallas, manteles o sábanas, y cuál es su probable vida útil. Y podrá saber, en su número exacto, cuántas prendas de lencería se hallan en el almacén de cada piso de un hotel o cuántas le han sustraído. Los textiles inteligentes han llegado a la hostelería.
 ¿Qué se necesita para implantar este sistema en lavandería?
Dependiendo de las características de la lavandería, se necesitará para la entrada y salida de ropa, además del arco de lectura RFID para carros de entrada y salida con PC táctil, antenas RFID UHF, ordenador pantalla táctil, baliza y fotocélulas de detección.
Para el control de producción, se necesitará equipamiento de lectura RFID de prendas en el inicio de la cinta del túnel de lavado que incluye un lector RFID, una antena RFID y una caja envolvente de los equipos.
Para el descarte de prendas sucias y defectuosas se precisaría un equipamiento de lectura RFID de prendas durante el proceso de lavado (normalmente antes de pasar por la calandra) que incluye  un lector RFID y varias antenas incorporadas en diferentes cajas.
Para el inventario y control de prendas, además de un terminal de mano PDARFID con conexión wifi, sería necesaria una batería, base de carga y software de gestión, y para la asignación de código RFIDE a las prendas, un kit de codificación de sobremesa y un software de gestión RFID que incluye módulo ITL, así como etiquetas que soporten procesos de lavandería industrial.