Este exitoso modelo de bakery coffee o panadería con café está extendiéndose como la espuma en emplazamientos premium o de alto tránsito de muchas ciudades. Inversores y emprendedores individuales hacen cola para poder instalar un local Bertiz (o varios). ¿Cuál es su secreto?


Interior de un local Bertiz
Los locales Bertiz ofrecen panadería, bollería, pastelería y café, para tomar in situ o para llevar

Muchos no saben que detrás del exitoso concepto Bertiz, nacido como tal en 2014, hay 30 años de experiencia previa y que es la síntesis de todas las marcas de Berlys Corporación, pionera desde hace más de 100 años en el desarrollo de tiendas de panadería con café en España. Hoy el grupo, con más de 200 establecimientos (193 de ellos en gestión propia), es una de las mayores cadenas de panaderías-cafeterías en este país.
Una red y una trayectoria histórica «que nos permiten evolucionar e innovar permanentemente a partir de la realidad de un mercado que conocemos bien desde hace generaciones», explica Jacobo Uriarte, director de Tiendas Bertiz. «Y éste es un hecho diferencial básico frente a otras enseñas del sector de reciente creación».

«Había un nicho de mercado para unos consumidores que demandaban café, bebidas calientes y productos artesanos frescos en un ambiente agradable, tranquilo y no ruidoso, con un trato personal, y lo creamos»

Bertiz nace precisamente para dar respuesta a una demanda del mercado. «Cubrimos una necesidad», señala Uriarte. «Había un importante nicho de mercado para unos consumidores que demandaban café, bebidas calientes y productos artesanos frescos en un ambiente agradable, tranquilo y no ruidoso, con un trato personal, y lo creamos. Por eso tenemos un tipo de cliente eminentemente femenino». Todo se puede degustar en el local, pero también se puede llevar, hasta el café en todas sus combinaciones.
Un concepto diferenciado
El responsable de la cadena asegura que no compiten en precio con otros establecimientos hosteleros próximos, sino con sus propias características de «local y producto diferente«.
¿Cuáles son las claves del concepto Bertiz? La experiencia previa de la matriz, los emplazamientos cuidadosamente elegidos, la fabricación propia de producto de panadería, bollería y pastelería, atractivas campañas de marketing, el modelo propio de gestión de las tiendas, la inversión en I+D, el control del proceso productivo…
Todos ellos factores importantes, aunque Jacobo Uriarte confiesa que parte del éxito de la cadena está la simplicidad: «decir que no a muchas cosas y tenerlo muy claro». Los procesos de trabajo son simples, orientados a la eficiencia y rentabilidad, y se sirve producto a las tiendas todos los días.
El diseño de los locales, controlado hasta el mínimo detalle, es otro de los puntos fuertes de los locales Bertiz, donde se cuida especialmente la iluminación y la acústica. «El confort es clave», explica su responsable.
Expansión y franquicia

Interior de locales Bertiz
Todos los establecimientos Bertiz se caracterizan por su cuidada imagen, con maderas claras y materiales naturales

Bertiz planea su expansión tipo «mancha de aceite», sin prisa pero sin pausa, por todo el territorio nacional, donde todavía tiene mucho mercado por cubrir. Preguntado por las aperturas previstas, Jacobo Uriarte explica que no hay cifras fijas. «Nosotros no buscamos abrir tiendas; lo que queremos es abrir sólo y exclusivamente tiendas rentables».
Por eso la ubicación es crítica, y es la enseña, y no los inversores, la que elige los locales tras un minucioso análisis con lupa de cada zona.
La inversión en una franquicia Bertiz es en cualquier caso atractiva, ya que se trata de un modelo «sólido, rentable y de éxito demostrado». A ello contribuyen los rápidos plazos de recuperación de la inversión, una demanda estable, la ausencia de stocks y la liquidez de las operaciones.
En el caso de inversores capitalistas, la propia enseña asume la gestión de los locales, mientras que en el caso de franquiciados que buscan autoempleo les forma, asesora y supervisa desde la central de manera continuada. Todos han de pasar por un período de formación obligatoria, más un período de prueba. «Nos jugamos mucho», señala Jacobo Uriarte.

Actualmente hay dos modelos básicos de tiendas Bertiz, de 50 y 130 m2, que suponen una inversión de 100.000 y 200.000 euros, respectivamente

Actualmente hay dos modelos básicos de tiendas BertizBertiz Maxi, con una superficie de al menos 130 m2 en poblaciones de, al menos, 10.000 habitantes, supone una inversión global de 200.ooo euros, incluyendo obra civil, mobiliario, equipamiento, proyecto y licencias, y canon de entrada.
Y el modelo Bertiz Express, destinado fundamentalmente a la venta para llevar, con una superficie de al menos 50 m2 y una fachada de al menos 5 mts, en oblaciones de, al menos, 40.000 habitantes, con una inversión de 100.000 euros.
Y en el futuro…
¿Cómo va a evolucionar Bertiz? Siempre según las demandas del consumidor. «Tener una potente red de puntos de venta nos permite recoger constantemente información que determina los futuros desarrollos. Somos una compañía muy próxima al cliente y lo conocemos en profundidad», explica Jacobo Uriarte. No obstante, la cadena seguirá fiel a su filosofía inicial: «el cliente sabe muy bien a qué nos dedicamos».
La restauración, siempre dentro de una línea natural y saludable, puede ser el próximo paso de los Bertiz, y de ahí que que ya haya dos tiendas piloto con restaurante, en Pamplona y Bilbao, y en breve una tercera en Madrid, en el madrileño barrio de Argüelles. «Podemos hacerlo porque disponemos de obrador central, es una evolución natural», señala Uriarte.
 ¿Interesado en una franquicia Bertiz? Contacte aquí o vía e-mail